La avería en los brazos de suspensión

Los brazos de suspensión son los elementos que dan forma a todo el esqueleto de la suspensión. A ellos se conectan los amortiguadores, las manguetas que sujetan las ruedas, etc. La suspensión es muy importante ya que tiene el objetivo de mantener las ruedas pegadas al suelo y evitar en lo posible que las irregularidades del suelo las reciban los pasajeros.

Un fallo en los brazos de suspensión no suele apreciarse si no se revisa el estado del vehículo en un taller especializado, pero cualquier fallo en la suspensión es de vital importancia ya que está en juego la estabilidad y seguridad del vehículo y sus ocupantes.

Si los brazos se deterioran y llegan a romperse, las consecuencias que puedes tener son muy graves: se te puede salir una rueda en marcha, quedarte sin dirección… y el accidente suele ser inevitable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Sitio web

*